Aumenta el flujo de sangre en las piernas

¿Terribles dolores en las piernas? La mala circulación es algo muy común, pero que con unos simples cambios en tu vida cotidiana puedes mejorar y conseguir que tu circulación mejore y tu cuerpo gane en salud ¡A continuación te lo contamos! Presta atención, son pequeñas cositas que diariamente harán que tu circulación de tus piernas mejore notablemente.

Más Productos Para Circulación Sanguínea

Tener una buena circulación en las piernas permite que el tejido de ésta adquiera suficiencia en nutrientes y pueda deshacerse de los residuos. Para ello, es primordial que la pierna adquiera fuerza a largo plazo y así obtenga una buena circulación. ¿Cómo conseguirlo? ¡En los siguientes puntos te explicamos cómo empezar a mejorar tu circulación de tus piernas!

Pequeños descansos en el trabajo

Es bueno, no estar sentado o parado durante demasiado tiempo. El movimiento provoca que la sangre fluya a través de tus piernas. Al estar de pie o sentado en la misma postura por mucho rato hace que la sangre se recoja en lugar de fluir, y esto con el tiempo es bastante perjudicial para tu circulación sanguínea, y por tanto para tu salud. Si te das cuenta de haber estado en la misma posición durante una hora o más, ¡Muévete! camina durante unos minutos antes de volver a sentarte. ¡Claro! Esto es muy común si trabajas en una oficina y te ves obligado a sentarte durante mucho tiempo seguido: ¡Levantarse y tomar descansos cada hora y media más o menos sería lo idóneo! Aunque sea ir a por un café o al baño antes de volver a tu escritorio. Es el modo de provocar movimiento en tus piernas y que no se resientan. También se puede optar por conseguir un escritorio de stand-up , que te permita estar de pie en vez de sentado mientras trabajas.

¿Cómo debes sentarte?

¡La posición de tu cuerpo también es muy importante! ¿Cruzas las piernas al sentarte? Esta posición tan común, es tremendamente perjudicial ya que corta la circulación en las piernas y hace más difícil que la sangre llegue al tejido de la pierna para mantenerla sana. ¡Procura cambiar de posición, todo es habituarse! Coge el hábito de sentarte en una posición que permita fluir la sangre. La postura recomendada: Piernas ligeramente separadas y los pies en el suelo, y recuerda levantarte de vez en cuando o al menos cambiar de posición Elevar un poco las piernas ayudaría bastante a tu circulación. Pon los pies sobre algún objeto o almohadilla de entre 6 y 12 pulgadas ( 15,2 a 30,5 cm ) por encima del suelo.

Pequeños ejercicios diarios

¡Ejercicio! Adecua tu horario de trabajo complementando tu día a día con un poquitín de ejercicio Cualquier tipo de ejercicio en el que participen tus piernas te ayudará ayudarán a tener una mejor circulación: Camina, corre, monta en bicicleta, la natación hiper beneficiosa siempre, senderismo, ¡Y otros mil ejercicios! Escoge el que más te guste o combina varios para además de pasar un buen rato notes los beneficios en las piernas y en tus pies. Si en tu caso, no puedes realizar ejercicio de fuerte intensidad ¡Prueba el yoga! beneficia la respiración, la relajación y dentro del yoga se involucran muchos ejercicios con las piernas que estimulan el sistema circulatorio.

Vestimenta apropiada:

Zapatos cómodos y ¡Evita los tacones! (sobre todo altos), los zapatos puntiagudos , o zapatos apretados te impiden un correcto flujo de sangre en tu cuerpo. Si estás realmente dispuesto a mejorar tu circulación, es importante usar zapatos apropiados para ello, preferiblemente con un montón de amortiguación. zapatos tenis de desgaste o mocasines que permitan a tus pies respirar. Siempre mejor zapatos con forma redondeada en lugar de puntiagudos. Usa cuñas si realmente no puedes prescindir de cierta altura. También si trabajas desde casa o pasas mucho tiempo en ella, ¡Un electroestimulador puede ser tu solución más sencilla! Por supuesto evita esos pantalones chupa sangre- tan prettings que a veces ¡no te dejan ni respirar! Pantalones lasos que permitan a la sangre circular con facilidad desde las piernas hasta el corazón.

¡Medias de compresión!

Similares a las pantimedias, de diseño específico que permite estabilizar los tejidos de las piernas y ayudan así a la circulación de la sangre. Puedes comprarlas en farmacias o consultando a tu médico acerca de la adquisición y partiendo del consejo de un profesional sobre que tipo de medias que se adapten mejor a tus necesidades.

¡Dejar de fumar!

El tabaco está estrechamente ligado a enfermedades arteriales. Puede provocar trastornos por los que las arterias de tus piernas se endurecen y ya no se permite circular la sangre correctamente . Si tiene problemas de circulación , dejar de fumar es sin duda una forma importante para recuperar la salud en tus piernas.

¡Como ves es conseguir unos sencillos hábitos diarios! Y lo mejor, ¡Puedes empezar hoy mismo! Seguro que con el apoyo de amigos y familiares te será mucho más fácil. De todos modos, hay muchas otras formas de mejorar la circulación sanguínea a través de otros cambios en tu vida cotidiana. Y por supuesto. siempre te recomendamos acudir a un profesional, de primera mano, ¡Un medico podrá aconsejarte otros muchos métodos de mejorar tu circulación!