Cremas Antiarrugas

El mercado nos ofrece una gran gama de cremas antiarrugas con diferentes componentes, pero ¿cómo saber cuál es la más eficaz? ¿A qué edad tengo que empezar a usar cremas antiarrugas?.

Más Productos Para Antiarrugas

Definiendo tu tipo de piel…

A la hora de elegir nuestra crema debemos saber si nuestra piel es grasa o seca. Si nuestro tipo de piel es graso se recomienda usar cremas antiarrugas ligeras que no agreguen más grasa a la piel como por ejemplo las cremas con base de gel. Sin embargo, si nuestro tipo de piel es seca es recomendable el uso de cremas antiarrugas con alto contenido de elementos cremosos de manera que aporte a la piel una hidratación extra.

¿A qué edad debo usar cremas antiarrugas?

La edad recomendada para empezar a usar cremas antiarrugas es de 25 años recomendándose su uso diario por la noche antes de ir a dormir. A partir de los 30 es cuando los signos de la edad comienzan a hacerse más visibles por lo que se recomienda añadir a la crema antiarrugas una crema específica para el contorno de ojos que nos ayude a tratar las molestas patas de gallo. A partir de los 40 es recomendable usar, junto con las cremas antiarrugas y las cremas específicas para el contorno de ojos, cremas antiedad. Las cremas antiedad están orientadas a nutrir, hidratar y proteger las pieles maduras provocando su rejuvenecimiento.

¿Realmente funcionan las cremas antiarrugas?

Los efectos de las cremas antiarrugas no son inmediatos ya que su eficacia depende, en gran medida, de la constancia y disciplina en su aplicación. La aparición de las arrugas es un proceso progresivo al igual que su tratamiento. Si se usan cremas antiarrugas de forma regular y constante desde la edad recomendada se puede conseguir retrasar el proceso de formación de arrugas y de envejecimiento de la piel hasta 10 años.

¿Cuáles son los principales componentes de las cremas antiarrugas?

Uno de los principales ingredientes que contienen las cremas antiarrugas de calidad es colágeno. El colágeno es un componente de la piel encargado de mantenerla firme y tersa y desaparece con el paso del tiempo por lo que las cremas ricas en colágeno o con potenciadores de colágeno actuarán alisando la piel.

Otro componente de gran importancia en las cremas antiarrugas es los antioxidantes. Los antioxidantes actúan sobre los radicales libres que son moléculas que atacan a la piel y originan las arrugas. De entre los diferentes antioxidantes que contienen las cremas antiarrugas el más común es el retinol que es un compuesto de vitamina A que actúa evitando la formación de arrugas.

Por lo tanto, los tres factores principales que hemos de tener en cuenta para elegir nuestra crema antiarrugas son: edad, tipo de piel y principios activos que contienen las cremas antiarrugas.