Deseo sexual inhibido

El deseo sexual inhibido es un trastorno sexual muy común entre muchas parejas. Si padeces este trastorno, deberás empezar un tratamiento con ayuda de un especialista sexual o de pareja y empezar a compartir momentos más íntimos con compañero/a sentimental. Dedica más tiempo a tu vida amorosa, con el objetivo de aumentar tu deseo sexual.

Más Productos Para Deseo Sexual

Cuando hablamos de deseo sexual inhibido nos referimos al poco interés que tiene nuestra pareja para practicar del sexo. Es un trastorno sexual muy común que puede darse por una causa primaria, lo que quiere decir que nuestra pareja nunca ha tenido mucho interés sexual, o puede darse por una causa secundaria, es decir, que nuestra pareja solía tener apetito sexual, pero ahora padece carencia del deseo sexual.

Los expertos relacionan el deseo sexual inhibido a una falta de interés de tu pareja, le resulta más atractiva otras personas o simplemente no está interesada/o sexualmente en nadie. En algunos casos, se puede considerar como una consecuencia cuando tu pareja es exigente sexualmente, es decir, tiene un deseo sexual hiperactivo.

El deseo sexual inhibido es algo muy común en muchas relaciones, y suele darse cuando uno de los dos no se siente cercano al otro, o totalmente seguro.

Las causas que suelen contribuir a que nuestra pareja tenga un deseo sexual inhibido son: barreras en la comunicación, pasar poco tiempo con tu pareja a solas, problemas de poder, falta de afecto, una experiencia sexual traumática, una educación exigente.

Deseo sexual inhibido

Además, las enfermedades y algunos medicamentos pueden potenciar el deseo sexual inhibido, sobre todo cuando éstos producen fatiga, dolor o sensación de malestar general. La ausencia de algunas hormonas puede ser a veces la causa de la aparición del deseo sexual inhibido. La depresión y el estrés excesivo, la falta de sueño, problemas sexuales, como por ejemplo, no llegar al orgasmo son factores a considerar.

Si quieres saber si padeces este trastorno sexual, tienes que saber que normalmente los exámenes médicos no te revelarán una causa concreta que sea física, por eso, nosotros recomendamos que acudas a un especialista sexual.

El tratamiento del deseo sexual inhibido que recomendamos es centrarse en aquellos factores que te reducen el apetito sexual. La comunicación con tu pareja juega un papel fundamental, también os deberéis centrar en el aumento de la actividad sexual.

Deberéis tener un poco de paciencia, puesto que el tratamiento para eliminar el deseo sexual inhibido conlleva tiempo, sobre todo en los hombres. Es vital que apoye su tratamiento acudiendo a un especialista sexual o de pareja.

Si quieres prevenir el deseo sexual inhibido, simplemente dedica tiempo para tu pareja y para vuestra intimidad. Comunícate con tu pareja y comparte momentos con ella, hazle un masaje, intensifica los momentos con ellas para prevenir la falta de deseo.