Calcula tus días fértiles

Normalmente hay cinco días fértiles de tu ciclo de ovulación en los que es más probable la fecundación del óvulo. Las hormonas en el ciclo de ovulación preparan tu cuerpo para darle el mejor ambiente y poderte así quedar embarazada.

Más Productos Para Fertilidad

Todo empieza por entender como funciona el ciclo de ovulación

¿En qué consiste el ciclo de ovulación?

Esto se conoce por el proceso que va desde que se libera el óvulo, viaja por las trompas de Falopio hasta llegar al útero, si durante este viaje no se lleva a cabo la fecundación, se desprende el óvulo acompañado con sangre que es lo que se conoce por menstruación.

El ciclo de ovulación de la mujer normalmente dura 28 días, el inicio de este se corresponde con el primer día de la regla y el final con el primer día de la siguiente menstruación. Durante el período menstrual el cuerpo de la mujer sufre alteraciones debidos a los cambios hormonales que se producen especialmente en dos hormonas: los estrógenos y la progesterona.


¿Qué son los días fértiles?

Hay que tener en cuenta que la mujer se puede quedar embarazada durante todo el ciclo de ovulación, pero es especialmente en unos días concretos en los que se cumplen las condiciones óptimas para quedarse embarazada, esto se conoce por el nombre de días fértiles. Por tanto, este período fértil es el mejor momento del mes para tener relaciones en la búsqueda del bebé.

Los mejores días fértiles del ciclo de ovulación por lo general incluyen el día de ovulación, el día en el que se libera el óvulo y los 2 o 3 días anteriores y posteriores a la misma. El óvulo liberado durante la ovulación sólo tiene una vida media de hasta 48 horas y el esperma sobrevive en el ambiente vaginal un promedio de 60 a 120 horas.


¿Cómo saber si estás en tu periodo fértil (días fértiles)?

Teniendo en cuenta que el día de la ovulación es tan importante para la comprensión de tu fertilidad y dado a que el ciclo de ovulación puede variar en número de días, no podemos estar al 100% seguras del día exacto. No obstante, una de las maneras de conocer el día exacto es prestando atención a tu cuerpo y detectar los signos de la ovulación.

  • Cambios en el flujo vaginal: en estos días aumentará el volumen y la textura del flujo vaginal, por lo que será más claro y resbaladizo.
  • Aumento de la temperatura corporal: después de liberar el óvulo la temperatura corporal aumenta alrededor de 1 a 5 décimas, por lo que medir la temperatura corporal es una medida de fertilidad. Se recomienda anotar la temperatura corporal durante unos meses para identificar un patrón e identificar el ciclo de ovulación con mayor exactitud.

Si después de valorar los cambios que sufre tu organismo todavía no estás segura de los días exactos de fertilidad, existen en el mercado productos que te ayudarán a conocer tu periodo fértil con 2-3 días de antelación y una gran exactitud.

¿En que consiste el periodo fértil?

Durante tu periodo fértil, el medio vaginal se vuelve más apto y receptivo a los espermatozoides. El moco cervical se hace menos ácido y más elástico y el cuello del útero se mueve desde una posición baja, y pasa de firme, seco y cerrado a ser suave, y dilatado. Todos estos cambios facilitan el paso de los espermatozoides hacia el útero y las trompas de Falopio, donde la fecundación del óvulo liberado suele ocurrir.


Otros factores que influyen en la fertilidad de la mujer

El esperma tiene que estar presente en el momento de la ovulación o justo después de que se haya producido. Si mantienes relaciones sexuales antes de los días fértiles, es posible que los espermatozoides no lleguen al útero y las trompas de Falopio o bien no puedan sobrevivir el tiempo suficiente en el ambiente vaginal para fertilizar el óvulo.

Se cree que la calidad del óvulo liberado durante esos días fértiles afecta también a tus posibilidades de quedarte embarazada. La calidad del óvulo se refiere a la capacidad del mismo para ser fertilizado por un espermatozoide. Se requieren ciertas características para que el óvulo desarrolle con éxito un embrión, y éstos incluyen:

  • Los cromosomas adecuados (las estructuras que contienen información genética en forma de ADN)
  • La capacidad del óvulo para combinarse con el esperma
  • La presencia de reservas de energía para continuar el desarrollo después de la fertilización

La edad es un factor importante tanto en términos de la cantidad y la calidad de los óvulos. La calidad del óvulo tiende a disminuir con la edad, al igual que el número restante de óvulos que pueden ser liberados durante los días fértiles. Esto explica por qué los niveles de fertilidad por lo general disminuyen con la edad. Se cree que la calidad de los óvulos empiezan a disminuir cuando las mujeres llegan a los 30 años de edad y sigue disminuyendo a lo largo de los años 40.