Ejercicios de Kegel para principiantes.

Fortalece los músculos vaginales con los ejercicios de Kegel junto con el uso de las bolas chinas Lelo para aumentar la sensación de placer durante las relaciones sexuales y prevenir o tratar las posibles pérdidas de orina que se producen por el debilitamiento de estos músculos.

Más Productos Para Juguetes Sexuales

Con total seguridad habrás oído o leído charlas y documentos sobre los ejercicios de Kegel para mejorar la fortaleza de los músculos vaginales, pero probablemente sigas teniendo dudas referidas a ellos. Aquí ofreceremos una breve explicación de que son y como se realizan, y a demás como se realizan con un apoyo vaginal como son las bolas chinas Lelo, que te ayudará a aumentar los resultados y a conseguir los objetivos deseados.

Hay muchas razones por las que deberías realizar dichos ejercicios, ya sea por pérdidas de orina en determinados momentos, por pérdida de fortaleza de los músculos vaginales debido al embarazo o por el paso del tiempo y la falta de ejercitación de los mismos; o simplemente sin padecer ninguna de estas circunstancias quieras prevenirlos o mantener unos músculos vaginales correctamente ejercitados. Por lo que para todo esto, las bolas chinas Lelo cumplen un gran cometido debido a que son el complemento perfecto para estos ejercicios.

Los resultados obtenidos por la realización de los ejercicios de Kegel que se ven potenciados con el uso de las bolas chinas Lelo, son el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico, previniendo o tratando las perdidas de orinas espontáneas que se pueda sufrir; y debido a este fortalecimiento de los mencionados músculos podrás conseguir aumentar y mejorar la sensación de placer durante las relaciones sexuales, pues al fortalecerlos y al mantenerlos tensos, se produce un aumento de la sensibilidad lo que ayudará a llegar y conseguir el orgasmo.

Las bolas chinas Lelo se presentan en diferentes tamaños y pesos, pudiendo elegir la que mejor se adapta a sus circunstancias.

Bolas chinas Lelo y ejercicios de Kegel.

Como ya se ha dicho, las bolas chinas Lelo son el complemento perfecto a la hora de realizar los ejercicios de Kegel, ayudando a a potenciar sus resultados. Estos ejercicios pueden realizarse sin ningún tipo de problema y con total seguridad mientras haces uso de las bolas chinas Lelo.

La forma de descubrir y localizar estos músculos es bastante sencilla, habiendo diversas formas, una de ellas es mientras se esta orinando tratar de frenar el flujo, en ese momento se notará una tensión que proviene de los músculos indicados. Otra forma de localizarlos es introduciendo un dedo bien lubricado para poder sentir las paredes de la vagina al mismo momento en el que contraes y aprietas los orificios de la pelvis.

Para poder realizar los ejercicios Kegel con las bolas chinas Lelo, tan solo tendrás que introducirte este apoyo, pudiendo introducir las dos o tan solo una, al igual que se recomienda usar las de menor peso al principio para luego ir subiendo a las más pesadas y así mejorar los resultados.

La ejecución del ejercicio consiste en en contraer y elevar los músculos del suelo pélvico, mantener la contracción por unos segundos, relajar y volver a realizar la rutina. Una vez introducidas las bolas chinas Lelo, has de realizar exactamente los mismo movimientos pero procurando que las bolas no se caigan. Por tanto los músculos vaginales encontrarán una pequeña resistencia, un pequeño peso, que es lo que ayudará a mejorar y potenciar los resultados de los ejercicios, pues se fortalecen los músculos.

Para empezar a sentir los resultados, se han de realizar estos ejercicios conjuntos con el uso de las bolas chinas Lelo diariamente, aproximadamente en torno a una o tres sesiones de unos pocos minutos cada una diariamente. De este modo se podrá disfrutar de unos músculos vaginales fuertes y tensos, lo que aumentará la sensación de placer, además de prevenir, o si es el caso, evitar las perdidas de orina espontáneas debido a su fortalecimiento.

No solo se configuran las bolas chinas Lelo como una herramienta de apoyo a la hora de la realización de los ejercicios, si no que pueden ser usadas también como juguete sexual durante el coito, haciéndolo un poco más divertido y diferente, y así acabar rompiendo la monotonía en la que se puede caer.