Hemorroides Internas

Las hemorroides internas son causadas por una inflamación en las venas ubicadas en el interior del ano. Las hemorroides internas se suelen identificar por síntomas que van desde el sangrado y picor hasta la formación de coágulos en su interior lo que recibe el nombre de hemorroides trombosadas.

Más Productos Para Hemorroides

Hemorroides Internas

Como se comentaba anteriormente, son venas inflamadas en el interior del canal anal. Cuando se hinchan en el interior del canal del ano se trata de hemorroides internas y cuando se presentan en la apertura del ano se trata de hemorroides externas. Generalmente no causan dolor ya que el interior del recto carece de receptores del dolor, por lo que su aparición puede ser desconocida por el paciente a no ser que se produzca sangrado, lo cual puede facilitar su diagnóstico.

Clasificación de las Hemorroides Internas

Podemos afirmar que son agrupadas en cuatro diferentes tipos según el grado de las mismas y sus características, tal y como se describen a continuación:

  • Primer grado: la hemorroide se produce sólo en el interior del ano y no sobresale en ningún momento. El sangrado puede ser posible.

  • Segundo grado: la dilatación de la hemorroide interna puede sobresalir hasta la parte exterior del ano, pero vuelve hacia el interior espontáneamente después de haber finalizado el esfuerzo defecatorio. Normalmente, la almorrana suele sobresalir durante los esfuerzos de vaciado del intestino y se reintroduce de nuevo cuando el esfuerzo finaliza. A partir de este grado empezamos a hablar de hemorroides prolapsadas que se dan cuando las hemorroides internas han llegado a ser demasiado grandes a causa de la obstrucción de las venas y que comienzan a sobresalir por el ano.

  • Tercer grado: la dilatación de la hemorroide sobresale hasta la parte externa del ano pero, en este caso, no vuelve hacia el interior espontáneamente si no que el paciente puede reintroducirla por sus propios medios con sus dedos.

  • Cuarto grado: las hemorroides se estiran hasta la parte externa del ano, es decir se prolapsan y no pueden ser reintroducidas de nuevo hasta la parte interna, por lo que permanecen siempre expuestas.

Las hemorroides internas estranguladas son aquéllas provocadas por las que están prolapsadas y oprimidas por los músculos del esfínter anal, lo que impide la circulación del flujo sanguíneo a través de la vena o arteria. Las hemorroides internas pueden ser tratadas con remedios caseros, productos naturales como cápsulas o cremas de venta en el mercado o, en los casos más graves, a través de cirugía.

Consejos y prevención

Algunos consejos para combatir o prevenir las hemorroides internas son: tomar baños de agua tibia, el uso de manteca de cacao para suavizar la zona, llevar una dieta rica en fibra, realizar ejercicio físico para estimular el flujo sanguíneo y tonificar los músculos, debemos evitar el sedentarismo y no permanecer demasiado tiempo sentado o de pie, por lo que sería adecuado moverse y caminar a menudo y por otra parte, beber mucha agua. Igualmente se considera oportuno bajar de peso, debido a que la obesidad consigue aumentar la presión abdominal sobre el suelo pélvico. Se ha demostrado además que el consumo frecuente de castaño de Indias favorece el fortalecimiento de los vasos sanguíneos y se consigue evitar la inflamación de las hemorroides internas.

Igualmente se considera importante tener en cuenta el tipo de alimentos que serían beneficiosos para nuestro organismo y poder prevenir así dicha problemática, corrigiendo en la medida de lo posible, las causas que las originan:

1.-Alimentos Recomendados.

Todos aquéllos alimentos que contengan un alto aporte de fibra serían los alimentos recomendados para tomar, ya que harán que el bolo fecal sea más blando, ayudando así a la expulsión del mismo con mayor facilidad. Tal y como se muestra a continuación:

  • El pan integral y sus derivados (fabricados con harina integral).
  • Verduras o frutas que se pueden comer con cáscara
  • Frutas blandas

2.-Alimentos NO Recomendados.

Para un buen cuidado de nuestro intestino y mantener a raya el posible malestar generado por las hemorroides internas, se recomienda no tomar aquéllas comidas que están muy condimentadas o con picantes, además de las frutas que no estén bien maduras.

  • Especias
  • Chiles
  • Perejil
  • Ajos
  • Cebolla
  • Tomate y su salsa
  • Mostaza
  • Café
  • Chocolate
  • Té negro o de canela
  • Alcohol

En caso de que las hemorroides internas alcancen un grado en el que produzcan dolor y molestias severas por el aumento en exceso de su tamaño se recomienda acudir al doctor para que nos aconseje el tratamiento más adecuado en cada caso.