Impétigo

El tratamiento de Impétigo es tópico, herbal y antibacteriano de gran ayuda siempre que la infección esté confinada a una pequeña área de la piel. Sin embargo, si la infección se ha extendido a una zona más amplia de la misma, o bien si los tratamientos tópicos no funcionan correctamente, necesitará acudir a su médico para buscar una solución más potente con que tratar el Impétigo, como un antibiótico en cápsulas o líquido.

Más Productos Para Infecciones de la Piel

¿Qué es el Impétigo?

Se trata de una bacteria altamente contagiosa que normalmente afecta a niños, aunque puede afectar a personas de cualquier edad, especialmente hombres y mujeres que practican deportes de contacto. Éste puede propagarse a otras personas muy fácilmente y puede ocurrir ya sea por contacto directo de la piel o por compartir artículos personales tales como toallas, manoplas o incluso agua del baño.

Tipos de Impétigo

Hay dos tipos diferentes de infección: el Impétigo bulloso provocado por la bacteria Staphylococcus aureus y el no bulloso, causado por la bacteria Streptococcus. La forma no bullosa es la más común y empieza a manifestarse en forma de ampollas pequeñas que estallan y dejan parches en la piel que desprenden líquido. Después de esto, se produce la formación una postilla amarilla o marrón.

El Impétigo bulloso provoca ampollas grandes llenas de líquido que aparecen inicialmente abiertas y posteriormente se cierran. Las manchas o ampollas aparecen generalmente entre 4 y 10 días después de empezar a entrar en contacto con la bacteria.

Tan pronto como aprecie los primeros signos de contagio es crucial que busque un remedio para tratarlo lo antes posible. Una vez que haya comenzado su tratamiento contra el mismo, es importante que siga unas normas de higiene para impedir que la enfermedad se contagie. Es esencial que se lave las manos con jabón antibacteriano, y cada miembro de la vivienda que conviva con la persona infectada con la bacteria, debe tener su propia toalla de ducha y de manos para prevenir el contagio.

Tratamiento del Impétigo

Es importante que utilice un tratamiento que sea seguro ya que este normalmente afecta a los niños y se desarrolla alrededor de la boca, nariz, manos y antebrazos mientras que la zona del pañal es la más afectada en bebés.

El tratamiento de Impétigo es tópico, herbal y antibacteriano de gran ayuda siempre que la infección esté confinada a una pequeña área de la piel. Sin embargo, si la infección se ha extendido a una zona más amplia de la misma, o bien si los tratamientos tópicos no funcionan correctamente, necesitará acudir a su médico para buscar una solución más potente con que tratarlo, como un antibiótico en cápsulas o líquido.

Esta infección de la piel es fácil de tratar con ayuda de los tratamientos disponibles en ShytoBuy. Puede hacer frente a los síntomas utilizando productos como Dermisil Impétigo que ha sido especialmente diseñado para aliviar los molestos e incómodos síntomas asociados a esta infección de la piel.