Impotencia

El 58% de la población total masculina sufren en algún momento de su vida de problemas de impotencia, y entre los hombres mayores de 80 años la cifra ascienden al 75%. En esta página podrá encontrar información a cerca de los síntomas y causas que provocan que un hombre sufra de disfunción eréctil e incluso encontrar posibles tratamientos a su problema de la manera más segura y apropiada en cada caso.

Más Productos Para Impotencia Masculina

¿Qué es la impotencia?

La impotencia, también conocida como disfunción eréctil es la incapacidad de lograr o mantener la erección el tiempo suficiente para tener una actividad sexual satisfactoria.

La erección se produce gracias a un estímulo que produce excitación, este estímulo envía una señal al cerebro y hace que aumenten las arterias del pene permitiendo así un incremento del flujo de sangre que llega al mismo y permite así que se produzca la erección. Cuando la cantidad de sangre no es suficiente para lograr o mantener la erección es cuando podemos hablar de problemas de impotencia en el hombre o disfunción eréctil. La impotencia puede ocurrir a cualquier edad pero es más común que surja en hombres mayores de 40 años.

El problema de la impotencia en el hombre suele afectar a las relaciones sexuales, las relaciones de pareja e incluso puede conllevar un comportamiento depresivo en la persona que lo padece por la incapacidad de mantener la erección suficiente para mantener relaciones sexuales. Y es que en la mayoría de las culturas la autoestima masculina se basa en gran parte en la capacidad de erección del hombre.

Síntomas de la impotencia masculina

Para poder mantener la erección, el hombre necesita de una estimulación sexual, ya sea de tipo visual o física. Una vez obtenido el estimulo sexual las arterias del pene se dilatan permitiendo así aumentar el flujo sanguíneo que llega al mismo provocando la erección en el hombre.

Al mismo tiempo, las venas del pene se comprimen evitando así que la sangre del pene vuelva a la circulación de retorno provocando un aumento en el tamaño del pene y permitiendo que se haga más duro y erecto.

Después de varios estudios realizados se ha llegado a la conclusión que en el momento en el que el hombre sufre problemas para mantener una erección firme el tiempo suficiente para mantener relaciones sexuales o bien se ve incapacitado para obtener una erección, podemos decir que el hombre sufre problemas de impotencia. Incluso en casos más complicados, el hombre puede llegar a sufrir los dos problemas al mismo tiempo.

En cuanto al síntoma principal del sufrimiento de una impotencia física, se encuentra en la incapacidad de obtener una erección o mantenerla al despertarse por la mañana, normalmente suele aparecer de manera gradual y continuada durante un período de tiempo. En cambio, cuando se habla de impotencia psicológica, hablamos de la incapacidad de mantener o conseguir una erección de manera temporal y en situaciones concretas y normalmente recientes como pueden ser preocupaciones, estrés o nerviosismo.

Posibles causas de la impotencia masculina

Varias son las causas que pueden provocar que el hombre sufra problemas de disfunción eréctil, estas causas se pueden dividir en dos grandes grupos; en Causas Físicas o en Causas Psicológicas como las principales causantes de la impotencia en el hombre.

Hablaremos de impotencia física, cuando el hombre se encuentra con la incapacidad de mantener la erección u obtenerla al despertarse por la mañana, normalmente suele aparecer de manera gradual y continuada durante un período de tiempo provocada por diversos problemas físicos en el hombre.

En cambio, cuando se habla de impotencia psicológica, hablamos de la incapacidad de mantener la erección o conseguirla de manera temporal y en situaciones concretas y normalmente recientes como pueden ser preocupaciones, estrés o nerviosismo.

Causas físicas

Se conoce que un 70% de las causas de la impotencia en el hombre son debido a problemas físicos. Entre las causas físicas más comunes, pueden destacarse causas por afecciones médicas, por factores hormonales del hombre o por lesiones en operaciones o traumas.

En cuanto a las causas por afecciones médicas se pueden destacar: Problemas neurológicos afectando al 28% de los hombres y puede ser provocado por la diabetes mellitus, la cual puede provocar daños nerviosos provocados por la ateroesclerosis. Problemas vasculares afectando al 25% de los hombres, este es uno de los problemas más frecuentes de la disfunción sexual respondiendo a problemas de disfunción arterial, de fuga venosa con pérdida de la presión intracavernosa o por el conjunto de ambos. Problema endócrinos, estos son menos comunes pero afectan a un 6% de los hombres como es el consumo excesivo de alcohol, la obesidad patologías tiroideas entre otras pueden provocar en el hombre la incapacidad de conseguir la erección.

Las causas por problemas en la cirugía o por traumas representan un 9%, estos provocados por problemas como lesiones de médula espinal, operaciones en la pelvis o problemas de esclerosis múltiple son algunos de los problemas que pueden influir en la posibilidad en el hombre de conseguir una erección.

Y por último podríamos hablar de causas orgánicas afectando al 5% de los hombres, en este caso; estaríamos hablando de problemas propios del cuerpo cavernosos como la enfermedad de Peyronie o por causas relacionadas con el consumo de las drogas o de medicamentos como antidepresivos, antihipertensivos o diuréticos entre otros o el consumo de drogas como la marihuana, la cocaína o los opiáceos entre otros.

Causas psicológicas

Cuando la impotencia masculina o disfunción eréctil no se debe a ningún problema físico, entonces podemos hablar de posibles causas psicológicas, en este caso estaríamos hablando de un 30 % de los casos están provocados por problemas psicológicos debido a la incapacidad de conseguir una erección o por un sentimiento de auto culpabilidad e impotencia por la imposibilidad de solucionar el problema.

La ansiedad, suele ser el causante psicológico más común entre los hombres. La aparición de ansiedad por motivos diversos, provoca que el cerebro libere sustancias químicas conocidas como neurotransmisores que se encargan de estrechar los músculos y las arterias del pene reduciendo el flujo sanguíneo en el mismo y provocando así la impotencia en el hombre.

El estrés, puede ser otro de los factores psicológicos que pueden causar la aparición de la impotencia. La manera en que el estrés puede afectar a la aparición de problemas de disfunción eréctil es mediante la distribución de los productos químicos cerebrales que afectan de manera negativa a la aparición de la erección.

La depresión, es el tercer causante más común entre los hombres que sufren de impotencia provocado por la dificultad de funcionar sexualmente provocado por la falta de deseo sexual.

Tratamientos para la impotencia en el hombre

Cambiar los hábitos de vida:

Ser fumador, hipertenso, tener altos niveles de colesterol o sufrir algún tipo de adicción puede llegar a ser una posible causa de la aparición del problema de la disfunción eréctil o impotencia en el hombre, al mismo tiempo que el alcohol puede llegar a ser muy perjudicial, sobre todo si se consume de manera excesiva pudiendo llegar a provocar la aparición de una impotencia irreversible.

Con lo que llevar una vida sana, con una dieta equilibrada y hacer ejercicio, puede ser el mejor método para prevenir posibles problemas de impotencia en el hombre en un futuro.

No hay que olvidar tampoco que la disfunción eréctil puede llegar a ser el primer síntoma de una futura enfermedad arterial, pudiéndose también prevenir llevando un estilo de vida saludable.

Cambiar o reducir medicamentos:

Hay ciertos medicamentos que pueden ser causantes de la impotencia o que la fomentan. Algunos de estos pueden ser antidepresivos y fármacos para tratar la hipertensión o enfermedades cardíacas.

Si usted sufre este problema consulte con su médico, este podrá recetarle otros fármacos para contrarrestar estos efectos secundarios o puede ser que sea suficiente para la solución de la disfunción eréctil la disminución de la dosis consumida hasta el momento.

Fármacos destinados a la solución de la impotencia masculina o disfunción eréctil:

Es fundamental que consulte a su médico ya que dependiendo de las causas que le provoquen esa impotencia masculina y de sus condiciones físicas le podrán recetar el medicamento más adecuado para usted, evitando así el mayor número de efectos secundarios. Entre los medicamentos existentes actualmente en el mercado para tratar las causas de la impotencia masculina o disfunción eréctil.

Cirugía

Sólo para aquellos hombres que su impotencia es debida a un problema arterial o en las venas del pene. Esta cirugía es conocida como cirugía vascular y existen 2 tipos de intervenciones diferentes:

  • La conocida como ligadura venosa, la cual se realiza cuando existe una imposibilidad por parte del pene de retener la sangre necesaria para mantener una erección suficiente para mantener relaciones sexuales. En este tipo de cirugías se extirpan, atan o drenan las venas causantes de la pérdida de la sangre para permitir una retención y así solucionar el problema de la impotencia en el hombre.
  • La cirugía de revascularización, en la que se conecta una arteria de la pierna con las arterias existentes en el dorso del pene para conseguir la desviación de cualquier bloqueo existente y conseguir así un aumento del flujo sanguíneo en el pene consiguiendo la erección inexistente hasta el momento.

Terapia psicológica

Como hemos comentado antes, una de las posibles causas de la impotencia son las causas psicológicas. El estrés, la ansiedad, la depresión, problemas de pareja, laborales etc. pueden ser los causantes de la disfunción eréctil o impotencia en el hombre. Si es este es su caso debería buscar ayuda de un profesional consiguiendo así un asesoramiento o una terapia adecuada que pueda ser suficiente para solucionar sus problemas.

Tratamientos naturales

Hay una serie de productos naturales que le permiten mantener y prolongar la erección consiguiendo así disminuir los problemas de impotencia masculina e incluso solucionar la disfunción eréctil que pueda llegar a sufrir. Al tratarse de tratamientos 100% naturales, no producen ningún tipo de efectos secundario en el hombre que los consume. Entre los tratamientos naturales y que no necesitan ningún tipo de prescripción por parte de su doctor pueden destacarse desde pastillas para la impotencia hasta dispositivos inductores de la erección.

Productos Recomendados