Menopausia y aumento de peso

No tiene porque ir ligado la menopausia con el aumento de peso. Conoce porque sucede esto y ponle remedio siguiendo unos prácticos consejos

Más Productos Para Menopausia

La menopausia y el aumento de peso ¿van siempre unidos? Puede parecer que si ya que muchas mujeres experimentan aumento de peso después de la menopausia. Alrededor del 30 % de las mujeres de entre 50 y 59 años sobren de aumento de peso en este periodo de sus vidas. Por ello es importante que tenga más información acerca de los riesgos del aumento de peso y como el ejercicio puede ayudar a perder peso y no recuperarlo durante el periodo de la menopausia en la mujer.

Los Riesgos del aumento de peso después de la menopausia

Los principales riesgos del aumento de peso son conocidos por todos, algunos de ellos: la presión arterial alta, enfermedades del corazón y diabetes. El aumento de grasa en la cintura aumenta estos riesgos. Por desgracia, el aumento en la zona del abdomen es más probable después de la menopausia. Si aún no has aumentado mucho esos cm de más en la cintura, estás a tiempo de revertir esta tendencia con algunos simples consejos.

¿Por qué normalmente se da un aumento de peso después de la menopausia?

La primera pregunta que nos viene a la cabeza es, ¿qué sucede en la menopausia para que nos cueste tanto mantener el peso? Probablemente sea una combinación de factores relacionados con la menopausia y el envejecimiento.

En estudios realizados a animales se ha demostrado que los estrógenos pueden ayudar a controlar el peso corporal. Con los niveles más bajos de estrógenos tienden a comer más y ser menos activos físicamente además de ser menor la velocidad en la que el cuerpo convierte la energía. Es posible que lo mismo pase con las mujeres en la menopausia cuando los niveles de estrógenos disminuyen después de este periodo. Algunas evidencias sugieren que la terapia hormonal de estrógenos aumenta la tasa metabólica en reposo de una mujer. La falta de estrógenos también conlleva que el cuerpo utilice almidones y azucares en la sangre con menos eficacia, lo que desencadena un aumento del almacenamiento de grasa haciendo que perder peso sea más difícil.

Otros factores relacionados con la edad repercuten en el aumento de peso, algunos ejemplos son:

  • Es menos probable realizar ejercicio, ya que generalmente el sesenta por ciento de los adultos no son suficientemente activos y la probabilidad de tener una vida más sedentaria aumenta con la edad.
  • Se reduce la masa muscular por lo que disminuye el metabolismo en reposo, siendo más fácil ganar peso.
  • La velocidad a la que se utiliza la energía durante el ejercicio disminuye. Para utilizar la misma que en el pasado y perder peso puede que tengas que invertir más tiempo.

Otros beneficios del ejercicio después de la menopausia

El ejercicio tiene muchos otros beneficios aparte de la perdida de peso. Alguno de ellos son:

  • Menor riesgo de osteoporosis
  • Menor riesgo de síndrome metabólico, ataques cardiacos u otras enfermedades cardiovasculares
  • Mejora la resistencia a la insulina
  • Mantiene las articulaciones y los músculos fuertes
  • Ayuda a que los intestinos funcionen correctamente
  • Alivia la depresión y la ansiedad
  • Mejora la salud en general

Omega y los síntomas de la menopausia

El estrógeno es una hormona que juega un papel importante en la salud de la mujer. Esta hormona también afecta a las membranas mucosas en el cuerpo de la mujer en concreto los aparatos reproductivos y urinarios. Muchos de los síntomas de la menopausia, incluyendo la sequedad de las membranas mucosas, son el motivo de la disminución de estrógeno en el cuerpo lo que conduce a la sequedad y adelgazamiento de las membranas mucosas.

Los síntomas de la sequedad de las mucosas durante la menopausia incluyen:

  • ojos secos
  • boca seca
  • piel más apagada y menos nutrida
  • sequedad vaginal
  • infecciones del tracto urinario

Los alimentos ricos en omega ayudan a aliviar los síntomas anteriores ya que controla los niveles hormonales. Este ingrediente puede ser encontrado tanto en alimentos como en suplementos naturales, como pueden ser las cápsulas omega 7.

Aconsejamos a todas las mujeres que lleven una vida activa, una alimentación sana y rica en omega para así poder controlar los síntomas de la menopausia y no sufrir el aumento de peso típico de este periodo.