Preservativo femenino

El preservativo femenino al igual que el preservativo masculino es un método anticonceptivo de barrera, es decir, si se usa adecuadamente ayuda a evitar el embarazo y proteger contra el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Más Productos Para Anticonceptivos

¿Qué es un preservativo femenino?

El preservativo femenino es un método anticonceptivo de poliuretano que consiste en una funda que se adapta a las paredes de la vagina de la mujer cubriendo su interior y los genitales externos.

Consta de dos anillos flexibles en los extremos, uno se encuentra en la abertura del preservativo y sirve para mantenerlo fuera de la vagina, el segundo anillo se encuentra en el interior y sirve para que el preservativo quede insertado adecuadamente. Hay que tener en cuenta que es un preservativo diferente al que usan los hombres y no queda ajustado ni tenso.

Ventajas de llevar el preservativo

  • Para el hombre, el preservativo femenino mejora su sensibilidad en las relaciones sexuales ya que no presiona el pene como lo hace el condón masculino. Para las mujeres la pérdida de sensibilidad es mínima ya que el poliuretano tiene una textura más natural que el látex y permite una mayor transferencia de calor corporal.
  • Es colocado por la mujer y no requiere la ayuda de un profesional de la salud para su colocación. Ofrece a la mujer la posibilidad de decidir el uso o no del profiláctico en caso de que su pareja se niegue a su uso.
  • No necesita prescripción médica por lo que puede ser adquirido fácilmente.
  • Carece de efectos secundarios por lo que puede ser usado por cualquier mujer.
  • Tras su uso, la mujer recupera inmediatamente la fertilidad.
  • El preservativo femenino cubre parte de los órganos genitales externos de la mujer por lo que es una barrera mayor de protección contra las enfermedades que se contagian a través del contacto genital como el herpes.
  • Puede ser usado como método anticonceptivo complementario.
  • El anillo externo puede causar placer en algunas mujeres.

El preservativo femenino presenta una serie de inconvenientes

  • Es más costoso que el preservativo masculino ya que su precio por unidad es unas cinco veces mayor que el precio de un condón masculino.
  • Al cubrir los órganos genitales exteriores de la mujer el preservativo femenino puede resultar poco atractivo para el hombre.
  • Algunas mujeres han señalado que puede producir ruido al ser usado vigorosamente.

¿Cómo se pone un preservativo femenino?

Existen muchas chicas que no usan preservativo porque piensan que es difícil de poner, pero la verdad es que es muy fácil y cómodo, tan sólo tienes que seguir las siguientes indicaciones de uso. Aquí tienes un video con toda la información para saber cómo se pone un preservativo femenino con todo detalle.

Paso 1. Es mejor que estés relajada y en una posición cómoda para empezar a poner el preservativo femenino. Puedes colocarlo hasta 8 horas antes de tener relaciones.

Paso 2. Para empezar a entender cómo se pone un preservativo femenino hay que saber primero que el preservativo se compone de 2 anillos, uno interno y otro externo. Con dos dedos sujeta el anillo interno y apriétalo, coloca el preservativo en la entrada de la vagina.

Paso 3. Empieza a introducir el preservativo dentro de la vagina, ayúdate con el dedo índice para seguir la pared de la vagina y colocarlo correctamente. El anillo externo debe de quedar fuera de la vagina para impedir el contacto con los genitales masculinos. Asegúrate que lo tienes puesto correctamente y que la penetración se realiza dentro del preservativo.

Paso 4. Cuando se ha acabado de realizar el acto sexual, hay que dar una vueltas al preservativo antes de sacarlo y tirar con delicadeza para evitar que se salga el semen.