Sexo Anal

El sexo anal sigue siendo un gran tabú para muchas parejas españolas. Si estás pensando en practicarlo con tu pareja, es normal que te informes antes, ya que probablemente será algo nuevo para vosotros. Lo más importante es que ambos debéis estar cómodos y seguros para poder disfrutarlo al máximo.

Más Productos Para Intimidad Anal

Si estás pensando en practicar por primera vez sexo anal con tu pareja, es normal que busques primero un poco de información, para aprender a practicarlo con placer. Ante todo para llevarlo a la práctica de forma segura, recomendamos que tengas confianza plena en tu pareja para incluir el sexo anal en tu vida sexual.

El sexo anal sigue siendo un gran tabú para muchas parejas, un dato curioso es que solo el 40% de las parejas lo ha practicado alguna vez, el resto sienten ganas de practicarlo pero no quieren comunicárselo a su pareja.

¿Qué es el sexo anal y cómo podemos estimular el ano?

Cuando decimos sexo anal nos referimos a la estimulación del ano durante una relación sexual.

Lo podemos estimular de diversas formas, ya sea con un juguete, directamente con la boca o con la mano, o simplemente mediante el coito.

¿Cómo practicar el sexo anal?

Antes que nada, debemos destacar que para practicar sexo anal la persona debe estar muy relajada y que la penetración se haga despacio y con cuidado. ¿Porqué decimos esto? La cuestión es que el esfínter anal es un músculo, el cual se contrae y se dilata. Si la persona está tensa, este músculo se contrae y puede ser que la penetración sea dolorosa porque el músculo genera cierta resistencia.

Además, el ano, al no pertenecer al aparato reproductor, es un órgano con muchos microorganismos, por lo que debemos llevar a la práctica un sexo anal seguro (para mas información puedes leer nuestro artículo acerca del sexo anal cómodo y seguro). Este órgano está contaminado por microorganismos, por lo que el riesgo de infección aumenta, esto se debe, como comentamos con anterioridad, a que el esfínter anal es algo rígido para la penetración y puede generar microtraumatismos durante la relación sexual.

Debemos saber que el ano no se auto-lubrica, así que es muy recomendable utilizar un buen lubricante tanto para la penetración como para la estimulación previa. Si quieres mas información acerca de lubricantes anales, no dejes de leer nuestro artículo lubricantes anales. Al no lubricarse, la contaminación no es solo local, ya que durante el sexo anal se puede producir alguna microfisura y dar lugar a un microsangrado en el pene de la pareja y en el ano, que puede llegar a ser una importante vía para la transmisión del VIH y otras ETS.

Si quieres practicar sexo anal e incluirlo en tu menú de tu vida sexual, aconsejamos hacerlo de forma segura, utilizar un buen lubricante, y simplemente disfrutarlo con tu pareja.