Tratamiento para las Verrugas Genitales

Las verrugas genitales son una enfermedad de transmisión sexual provocada por el contagio del virus del papiloma humano. En los últimos años se ha incrementado el número de mujeres jóvenes afectadas por la infección y que buscan un tratamiento para las verrugas genitales.

Más Productos Para Verrugas Genitales

Las verrugas genitales pueden desaparecer por sí mismas sin la necesidad de aplicar un tratamiento para las verrugas genitales o, por el contrario, pueden aumentar de tamaño y dependiendo del tamaño que alcancen y de donde se encuentren ubicadas, será necesario aplicar un determinado tratamiento para las verrugas genitales.

Que las verrugas genitales vuelvan a aparecer tras la aplicación de un tratamiento es totalmente frecuente, ya que dependiendo del tipo de virus del papiloma humano que las cause existe probabilidad de reaparición.

Un tratamiento para las verrugas genitales muy conocido es el tratamiento de congelación a través de nitrógeno líquido llamado Crioterapia que consiste principalmente en congelar la verruga provocando su desaparición.

Entre los tratamientos a partir de componentes químicos para las verrugas podemos encontrar la aplicación de Podofilina de aplicación directa en las verrugas o las cremas de Imiquimod las cuales no son recomendable para mujeres en estado de gestación. Estas soluciones pueden reducir el tamaño de las verrugas, reducirlas en número o provocar su completa desaparición.

El tratamiento para las verrugas genitales puede presentarse en crema o solución química o procesada, a través de componentes naturales específicos para la eliminación de las verrugas. Estas soluciones pueden ser preparadas por el médico o compradas por el paciente en el mercado.

Los productos elaborados con compuestos naturales como, por ejemplo, extractos de plantas, también son un eficaz tratamiento para las verrugas genitales y además presentan la ventaja de que no tienen efectos secundarios algunos.

En ocasiones, las verrugas no responden a los tratamientos aplicados y la única solución posible es la extirpación de las verrugas por un cirujano. La eliminación quirúrgica será el tratamiento más apropiado si el número de verrugas es reducido.

Todos los tratamientos son susceptibles de causar irritación en la piel u otros malestares en la zona donde se han aplicado.

Otros tratamientos para eliminar las verrugas genitales pequeñas son: la electrocauterización que utiliza la corriente eléctrica para destruir la verruga, el tratamiento para las verrugas genitales a través de laser que vaporiza la verruga y que es utilizado solo en caso de que la verruga sea de un tamaño considerable y resistente a otros tratamientos o el tratamiento a partir de ácido tricloroacético o ácido bicloroacético.

Como método preventivo de contagio del virus del papiloma humano existe una vacuna que lo previene y, por ende, previene la aparición de verrugas genitales aunque en ningún caso, la vacuna cura las verrugas genitales ya existentes.