Una sonrisa brillante a tu alcance: remedios caseros para blanquear los dientes

¿Quién no quiere una sonrisa blanca? Tener unos dientes deslumbrantes se ha convertido en el mayor requerimiento hoy en día. Pero deja de pensar en caros métodos, ya que siguiendo algunos prácticos consejos lo puedes conseguir

Más Productos Para Blanqueamiento Dental

Nadie desea tener una sonrisa amarilla o poco brillante, pero además si has prestado atención a los últimos años, cada vez más personas lucen sonrisas blancas nucleares. No es completamente inusual hoy en día ver una celebridad con una sonrisa que ilumina todo una habitación y es que esta claro que unos dientes blancos lucen mejor y el blanqueamiento dental es uno de los requerimientos estéticos más deseados.

Si deseas una sonrisa blanca estas de suerte ya que existen un montón de remedios caseros al alcance de todos para aclarar unos tonos el color de tus dientes. Algunos de los más sencillos son los siguientes:

1. Comer fresas

Hay pruebas de que las fresas pueden ayudar a blanquear los dientes debido a que contiene una enzima llamada ácido málico y vitamina C. El astringente encontrado en las fresas ayuda a eliminar manchas de la superficie, mientras que los lavados de vitamina C previenen la placa. Utilizando maceración de fresas con el cepillado una o dos veces a la semana puede tener resultados positivos. También puedes simplemente comer fresas, asegurándote de masticarlas muy bien.

2. Uso de hilo dental

Por alguna razón, el hilo dental no es tan sencillo de utilizar para la gente como el cepillado. Aún así, muchos dentistas e higienistas afirman que el hilo dental es más importante que el cepillado. Usar el hilo dental dos veces al día para obtener mejores resultados y así ahorrar en blanqueamiento dentales. Ya que sólo el hilo dental puede quitar fácilmente la tinción entre los dientes, ayudando a una sonrisa más blanca.

3. Bicarbonato de sodio y limón

Esta puede ser una de los más populares remedios caseros blanquear los dientes de forma caseros. La reacción química de bicarbonato de sodio con el cítrico de jugo de limón tiene un efecto iluminador en tu sonrisa. Cualquiera de estos ingredientes funciona bien, pero juntos son súper eficaces. Se aconseja cepillar con esta solución una vez por semana, ya que puede desgastar el esmalte de los dientes si se usa con demasiada frecuencia. En caso de irritación, el bicarbonato de sodio puede ser demasiado abrasivo para las encías, así que deja de usarlo. Si estás preocupado acerca de dañar el esmalte dental, prueba alguna otra solución casera.

4. Comer frutas crujientes y verduras

Las manzanas, el apio y las zanahorias son grandes aliados para los dientes. Frutas o verduras crujientes actúan como un cepillo de dientes natural. Simplemente masticar elimina el exceso de comida y las bacterias de la boca ayudando a depurar las manchas superficiales. Además tienen doble acción ya que los ácidos en las frutas y verduras mantienen los dientes más blancos. Las manzanas en particular, contienen ácido málico, el producto químico encontrado también en las fresas que elimina las manchas superficiales.

5. Oil Pulling

Oil Pulling o enjuague con aceite es un remedio indio utilizado principalmente para mejorar la salud oral y limpiar el cuerpo. El proceso es muy simple, rápido y muy barato. Simplemente toma una cucharada de aceite puro, orgánico y haga gárgaras con éste en la boca durante 15-20 minutos. Mueve el aceite alrededor de la boca para que llegue a todos los huecos y contacte con los dientes a través. Después de hacer las gárgaras escupe el aceite y enjuaga la boca con agua.

6. Calidad Alimentaria: El peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno también puede ser un remedio eficaz para blanquear los dientes. El peróxido de hidrógeno impide el crecimiento de bacterias, puede ayudar a prevenir las infecciones, y evita el mal aliento, que a menudo resulta de bacterias. Simplemente haga buches con algunos de peróxido de hidrógeno de calidad alimentaria (FGHP) dentro de su boca durante unos segundos, que lo escupió. Otra opción sería la de mezclar una solución de 50/50 usando FGHP y agua, y haz gargaras con éste durante 60 segundos.

7. Utiliza pajitas con las bebidas

El café, té, refrescos y vino pueden causar graves daños en el esmalte de los dientes. Siempre que sea posible, utiliza una pajita para reducir la exposición directa a los dientes. No siempre es posible o resulta cómodo beber café o tomar una copa de vino utilizando una pajita, pero en estos casos se aconseja que después de su consumo se cepillen los dientes, no es necesario hacerlo después de la toma de vino blanco.

Una sonrisa sana y brillante es definitivamente algo que ayuda a sentirnos más seguros de nosotros mismos y por ende más felices. Comer alimentos saludables puede asegurar que los dientes permanecen blanca en los años venideros. Pero tener un arsenal de remedios naturales y caseros al alcance de tu mano puede evitar la exposición a sustancias químicas y blanqueadores desconocidos en la consulta del dentista.