Tratamientos para la Foliculitis

La foliculitis es una infección de los folículos pilosos, las causas principales se asocian a los procesos de depilación y afeitado, esto ocurre cuando el pelo crece pero no puede romper la epidermis, por lo tanto no sale al exterior e inflama el folículo.

Más Productos Para Pelos Enquistados

La foliculitis es una infección de los folículos pilosos, las causas principales se asocian a los procesos de depilación y afeitado, esto ocurre cuando el pelo crece pero no puede romper la epidermis, por lo tanto no sale al exterior e inflama el folículo.

Este problema puede afectar a personas de los dos sexos, tanto hombres como mujeres, de todas las edades y en cualquier zona del cuerpo donde exista vello

Debemos de tratar la foliculitis antes de que se infecte el pelo encarnado y se forme un quiste doloroso. Para combatir este problema, veamos diferentes tipos de tratamientos.

¿Cómo tratar la foliculitis?

Una de las primeras acciones que hay que llevar a cabo tras descubrir que se sufre de foliculitis es lavar la zona con jabón bactericida, y mantener la piel libre de bacterias.

Para tratar la infección del folículo, se recomienda pasar sobre la piel un algodón o paño con agua oxigenada para desinfectar la zona.

Como ya hemos indicado anteriormente, la foliculitis aparece cuando un pelo se queda en el interior y se inflama el folículo. Una de las formas más efectivas para tratar que el poro se abra y el vello salga al exterior, consiste en aplicar compresas de agua caliente o poner la zona directamente debajo de un grifo con agua caliente. Esto lo que va a conseguir es que el poro se abra y siga creciendo el pelo hacia el exterior.

En algunos casos, en los cuales la infección es más grave y los tratamientos anteriores no surgen efecto, recomendamos el uso de cremas o medicamentos antibióticos, ya que cuando existe una infección, hay que tratarla lo antes posible.

¿Cómo prevenir la foliculitis

Los más importante es limpiar la piel antes de la depilación o afeitado, y exfoliarla para limpiar los poros y eliminar las pieles muertas, así evitaremos que quede algún pelo dentro del folículo.

Para evitar la aparición de foliculitis después del proceso de depilación o afeitado, se recomienda que se utilice ropa suave y de algodón. Algunas prendas de vestir pueden provocar irritación de la piel ya que en ese momento la zona depilada se encuentra sensible y débil.

Otra de nuestras recomendaciones importantes para prevenir la foliculitis, es el uso de cremas o lociones especiales para pieles sensibles, ideales para después de la depilación. Con estos productos mantendremos la piel suave, limpia y ayudaremos a desinflamar y desinfectar los folículos.

Otro de nuestros consejos consiste en evitar el contacto con esos granitos tan molestos que aparecen en las zona sensibles de la piel.