• Servicio Discreto

    Embalaje sencillo y factura discreta

  • Entrega gratis en toda España a partir de 50€

    Elige un día que te venga bien

  • Protección de Datos Personales

    Su información está segura y a salvo con nosotros

Próstata Inflamada

¿Qué es la próstata inflamada?

La próstata es una parte dentro de los órganos íntimos reproductores masculinos que se sitúa junto a la vejiga y que está conectada a la misma a través de la uretra. Generalmente el tamaño de la próstata en un hombre joven es del tamaño de una nuez, el problema surge cuando ésta se agranda causando problemas. La próstata inflamada, una enfermedad que recibe el nombre de Prostatitis y que está causada, principalmente, por una infección.

Este problema tiende a afectar a un gran número de hombres en edad madura ya que es a partir de ciertas edades avanzadas cuando los problemas de próstata empiezan a aparecer.

1.Próstata Inflamada Aguda

Es el tipo de prostatitis provocado por una infección bacteriana intensa. Su origen suele estar asociado a enfermedades de transmisión sexual (ETS) y es también frecuente en pacientes que sufren de Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), es decir, de próstata agrandada.

Los principales síntomas que caracterizan la próstata inflamada aguda suelen ser:

  • Fiebre alta
  • Malestar general
  • Escalofríos
  • Olor de espalda
  • Retención de orina debido a la presión que la próstata inflamada ejerce sobre la uretra
  • Molestias durante la micción

En cuanto a los tratamientos, suele ser tratada a través de antibióticos que acaben con la infección.

2.Prostatitis Crónica

La próstata inflamada crónica puede ser originada por un mal tratamiento de una prostatitis aguda debido a que no se ha conseguido su total curación, por el estrés que provoca la contracción de los músculos o por tener una actividad sexual irregular prolongada en el tiempo.

Algunos de sus síntomas son:

  • Frecuencia en la micción
  • Dolor al final de la eyaculación
  • Urgencia para orinar
  • Necesidad creciente de micción
  • Disminución y pérdida de fuerza del chorro de orina
  • Sensación de ardor
  • Presencia de sangre en la orina o en el semen o goteo tras evacuar

En cuanto al tratamiento, su curación suele ser más difícil aunque suele ser tratada a través de medicamentos que tratan de reducir la intensidad de los síntomas.

3.Prostatitis Crónica Abacteriana y Prostatodinia

Caracterizada por ser el tipo de próstata inflamada que se padece en el mayor número de casos. Su origen no se conoce de manera exacta pero varios estudios la relacionan con problemas de tensión de los músculos de la pelvis por lo que suele afectar a varones sometidos a estrés, en estados de ansiedad o depresivos.

Sus principales síntomas se relacionan con:

  • Dolores en el pene testículos y área perianal
  • Problemas durante la actividad sexual
  • Eyaculación o flujos de orina sin fuerza

Los tratamientos asociados a este tipo de próstata inflamada tienden a ser medicamentos que provocan una relajación de los músculos que rodean la próstata para disminuir la presión sobre la uretra y reducir los dolorosos síntomas.

Si padeces problemas de próstata o simplemente quieres prevenirlos, deberías acudir a tu médico para poder detectar el problema y poder recetarte el mejor tratamiento para tratar tu condición; no obstante también puedes encontrar numerosos tratamientos a base de ingredientes naturales para ayudar a reducir y evitar los problemas de próstata.

Próstata Agrandada

Las causas específicas que provocan próstata agrandada son desconocidas aunque la edad y el factor genético se señalan como posibles desencadenantes. Generalmente, las personas que sufren de próstata agrandada suelen experimentar problemas en la micción y en la eyaculación.

La próstata es una glándula encargada de producir el líquido prostático que nutre los espermatozoides del semen y se encuentra rodeando la uretra que es el conducto encargado de llevar la orina desde la vejiga al exterior y el semen hasta el pene. Cuando su tamaño aumenta más de lo normal la próstata presiona la uretra provocando diferentes problemas.

Algunos síntomas de la próstata agrandada son: sangre en la orina, necesidad de ir al baño asiduamente, sensación de vaciado incompleto de la vejiga, escasez en la micción, incontinencia urinaria, necesidad de hacer pis al poco tiempo de haberlo hecho, suspensión y reinicio de la orina durante la micción, salida de pis después de la micción, urgencia para orinar, caño de micción sin fuerza o infecciones de orina frecuentes.

Los síntomas de la próstata agrandada suelen ser muy molestos para el paciente. A pesar de ello, la mayoría de hombres que padecen de próstata agrandada no acuden a su médico para un diagnóstico y tratamiento adecuado debido a que les resulta un tema bastante incómodo y sienten temor hacia las pruebas necesarias para su diagnóstico. Normalmente la próstata agrandada es diagnosticada a través de un tacto rectal, una prueba de sangre, con ultrasonido, con una cistoscopia o a través de diferentes uroflujometrías.

Una vez que el paciente ha sido diagnosticado de próstata agrandada, existen varios tratamientos para erradicar el problema o disminuir los síntomas. Los tratamientos para próstata agrandada dependerán del grado de gravedad de los síntomas:

  • Si el paciente padece síntomas leves de próstata agrandada el tratamiento puede consistir simplemente en vigilancia médica o el uso de medicamentos o productos naturales para que estos síntomas no lleguen a mayor grado
  • Si los síntomas son moderados el tratamiento suele ser a través de medicamentos que relajan los músculos que rodean la próstata de manera que la presión sobre la uretra sea menor y la intensidad de los síntomas se reduzca.
  • En caso de que la próstata agrandada provoque síntomas graves el tratamiento consistiré, probablemente en pasar por el quirófano para eliminar una parte de la próstata.