• Servicio Discreto

    Embalaje sencillo y factura discreta

  • Entrega gratis en toda España a partir de 50€

    Elige un día que te venga bien

  • Protección de Datos Personales

    Su información está segura y a salvo con nosotros

Masajes y ejercicios para corregir la Enfermedad del Peyronie

Enfermedad del Peyronie o Curvatura De Pene

La enfermedad del Peyronie, o lo que es lo mismo enfermedad de la curvatura del pene, es un problema que afecta a un cierto porcentaje de hombres y que provoca , entre otros síntomas, dolor en el pene además de problemas de erección. Muchas hombres se han preguntado si existe alguna manera o tratamiento para remediar la enfermedad del peyronie, conocida comúnmente como curvatura de pene. A continuación, podrás leer sobre algunos métodos muy usados y practicados para ayudar a tratar la curvatura del pene, como masaje en el pene o el Método Jelquing , usado también como ejercicio para poder aumentar el tamaño.

Indicaciones Para Los Ejercicios De Jelquing

 Entrepierna de hombre con banana

Este método nos trae una serie de ejercicios y masajes en el pene, que se aplicarán sobre el miembro para conseguir endurecer y curar la enfermedad del Peyronie.

  • Un buen lubricante o aceite natural es importante para hacer los masajes.
  • Haz una foto con el pene erecto para poder comparar en el futuro.
  • La constancia es primordial y hacer los masajes unos 5 días a la semana.
  • Corta o afeita el vello púbico para que la visión sobre tu pene sea clara.
  • No debes hacer el masaje con el pene totalmente erecto. Puedes causarte daño.
  • Puedes complementar estos ejercicios con la toma de algún suplemento natural para aliviar la curvatura de pene y conseguir corregir la enfermedad del Peyronie.

Cómo Realizar Los Ejercicios de Jelquing

Toalla y botella de agua
1. Precalentamiento - En esta fase se ha de aplicar una toallita o compresa caliente alrededor del pene para facilitar que la sangre fluya con más intensidad. Empapa una toallita en agua tibia o caliente exprimiéndola después. Envuelve tu pene erecto o flácido en ella durante al menos un minuto para luego volver a repetir el proceso.
lubricante
2. Busca la dureza - Coge el pene en estado flácido y palpalo con los dedos buscando la dureza, ésta normalmente estará en la parte más cerrada de la curvatura del pene. Usa la yema de tu dedo gordo y durante un buen rato mientras aplicas un suave masaje en el pene, con bastante lubricante, hasta que éste sea absorbido.
Hombre con calabacin simulando un masaje en el pene
3. Comienza el masaje - Haz un movimiento similar al "ordeñado" incidiendo en la zona de la dureza. Desliza los dedos índice y pulgar sobre toda la superficie del pene, aprieta la base del pene y con los dedos apretados deslízalos hacia la cabeza del pene, tratando de enderezar la curva con mucha suavidad. Aplica el masaje en el pene doblándolo para el lado opuesto a la curvatura mientras sigues deslizando los dedos hacia el glande. Esto permitirá comenzar a ablandar la pared que está curvada mientras que fortalece la otra parte. Este paso debe repetirse unas 10 veces alternando las manos con un movimiento rápido y rítmico. Cada deslizamiento con los dedos debe durar 2 o 3 segundos. Tienes que hacer esto sobre toda la superficie del pene. Notarás una semi-erección.
Hombre con calabacín simulando un masaje en el pene
4. Activa la circulación del miembro - Con el pene semi-erecto pon los dedos índice y pulgar formando un círculo que estrangule agarrando con firmeza la base del pene y ahora, desde la base del pene tira hacia adelante con firmeza pero sin olvidar el tacto hasta llegar al glande. Notarás como sube la sangre al glande y se pone rojo e hinchado. Esto es una buena señal de que la sangre está fluyendo de forma correcta y normal.
Hombre con calabacín simulando un masaje en el pene
5. Repetir el masaje en diferentes posiciones - Ahora, hacemos el ejercicio anterior, pero esta vez en vez de en vez de estirar hacia adelante, lo harás hacia el lado izquierdo haciendo una curvatura del pene con firmeza de 3 a 5 veces. Después se debe hacer el mismo ejercicio pero hacia el lado derecho. Déjalo descansar de 30 a 45 segundos y seguimos.
Grifo de agua caliente
6. Momento final de relajación - Finalmente aplica otra compresa caliente o sumerge el pene en agua tibia durante unos minutos. Así mantendrás la sangre del pene durante un buen rato más estimulándolo para su mayor recuperación

Recomendaciones

Nuestra recomendación es repetir estos ejercicios al menos 5 veces a la semana y, sobre todo, repetir el masaje en el pene en diferentes movimientos y posiciones. Todos estos pasos se deben repetir de 3 a 5 veces con suavidad siempre que no sienta molestias y su pene se lo permita.

Dispositivos Para Tratar La Enfermedad De Peyronie

Dispositivo Extendedor para la curvatura de pene

Aparte de ejercicios como el de Jelquing, que se puede realizar con el fin de ayudar a reducir y prevenir la curvatura del pene. Existen en el mercado numeroso dispositivos que han sido diseñados para mejorar la firmeza del pene, y combatir la enfermedad del Peyronie. Estos dispositivos son muy recomendados a la hora de tratar esta curvatura, ya que debido a la fuerza de tracción que aplican sobre el pene, este tenderá a ponerse más recto, acabando con la dureza que produce la curvatura y permitiendo que la erección se pueda producir.

Otro de los efectos que estos dispositivos pueden tener, y derivado de la fuerza de tracción que aplican, es un aumento de la longitud del pene. La respuesta a este resultado se encuentra de nuevo en la fuerza de tracción, ya que como resultado de esta fuerza aplicada de forma constante, produce una multiplicación de las células (debido a que produce un desgarro en ellas), derivado de esta multiplicación de las células, se produce el aumento del tamaño.