• Servicio Discreto

    Embalaje sencillo y factura discreta

  • Entrega gratis en toda España a partir de 50€

    Elige un día que te venga bien

  • Protección de Datos Personales

    Su información está segura y a salvo con nosotros

Factores Que Afectan Al Orgasmo

¿Qué Es Un Orgasmo?

Antes de comenzar a hablar sobre los factores y los condicionantes que intervienen a la hora de poder conseguir un orgasmo, hablemos primero de qué es un orgasmo. Podemos encontrar muchas definiciones de lo que es un orgasmo, pero siempre nos gusta destacar la siguiente: El orgasmo es la descarga repentina de la excitación sexual acumulada durante el ciclo de respuesta sexual, lo que produce contracciones musculares rítmicas en la región pélvica caracterizadas por el placer sexual.Que decir que este momento es el que todas buscamos experimentar cuando estamos en la cama con nuestras parejas, pero que desgraciadamente no siempre ocurre. Ahora sí, vayamos a por los factores.

Factores Que Afectan A Los Orgasmos

Debido a la ajetreada vida que muchas mujeres llevamos hoy en día puede que nos cueste más mantener una vida sexual sana, activa y saludable. El estrés, la rutina o problemas biológicos son unas de las causas que pueden provocar que no consigas un orgasmo durante las relaciones sexuales.

Se pueden distinguir dos tipos de factores principalmente:

  • Factores Psicosociales
  • Factores Biológicos

Factores Psicosociales

Son aquellos elementos que pueden interferir en nuestra respuesta afectiva y como consecuencia en nuestra capacidad de llegar al orgasmo o climax:

  • Tu pareja y tu: cualquier circunstancia, sentimiento o emoción entre las dos partes implicadas en la relación sexual puede repercutir en el orgasmo. Eso significa que la confianza, la comunicación o la atracción física van a repercutir en el grado de satisfacción del orgasmo. Tener una relación sexual con tu pareja con creatividad en las posturas, lugares de la casa y momentos del día puede ayudar a encender esa llama y a mejorar la comunicación sexual entre ambos. El deseo sexual tiene un componente psicológico alto, es por ello que los sentimientos y emociones juegan un papel crucial en el orgasmo. Sentimientos como el rencor, resentimiento, rabia o distancia entre ambos son factores que podrán afectar a la calidad del orgasmo, así como al sexo en general.
  • Cultura y religión: si has crecido en una sociedad donde se te ha inculcado que el sexo es malo, es pecado, sucio o pecaminoso… es normal que la persona tenga dificultades en expresar y mostrar su sexualidad de forma natural. Estos sentimientos pueden inhibir la respuesta sexual así como el prejuicio a establecer relaciones sexuales libres de tabúes. Sentimientos de vergüenza, dificultad en lograr el orgasmo, dificultad en el autoconocimiento personal y de las preferencias sexuales, dificultad en la comunicación con la pareja.
  • Aspectos psicológicos individuales: la poca autoestima o la poca confianza con la pareja son aspectos que pueden bloquear una vida sexual placentera en la mujer. Experiencias negativas anteriores pueden desencadenar bloqueos en la mente que dificulten dejarse llevar a la hora de mantener relaciones sexuales y poder llegar a un orgasmo satisfactorio. Depresión, ansiedad, abusos sexuales, etc. pueden afectar al desempeño de una vida sexual sana y activa.

En definitiva los aspectos psicológicos pueden afectar los orgasmos de la mujer, es por ello que se recomienda prestar mucha atención a los juegos preliminares para entablar confianza y relajar el cuerpo y la mente para dar paso a las sensaciones que el sexo aporta y así facilitar el camino a un orgasmo placentero.

Factores Biológicos.

Múltiples estudios han demostrado que hay algunas causas biológicas que pueden afectar a la respuesta sexual femenina:

  • Uso de medicamentos: algunos fármacos puede afectar a la respuesta sexual femenina (medicamentos para la hipertensión, anticonceptivos, algunos antipsicóticos, sedantes, ansiolíticos y antidepresivos) debido a que pueden provocar sedación y esto afecta la respuesta orgásmica. En estos casos debe consultarse con el médico para cambiar la dosis en caso de que sea posible o substituir el fármaco que utilizado por otro que cause menos efectos secundarios.
  • Enfermedades: por supuesto muy relacionado con el apartado anterior en relación a medicamentos. Algunas enfermedades que afectan la zona pélvica, como un suelo pélvico debilitado debido a los años o a embarazos y partos)o el sistema nervioso afectado, así como accidentes que hayan dañado algunas parte que haga que la respuesta e impulso sexual se vea afectado (ejemplos: enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, lesiones en la médula espinal y daño en los nervios pélvicos). La descompensación hormonal (estrógenos, testosterona, hormona tiroidea, prolactina, etc). En resumen cualquier enfermedad puede afectar a la respuesta sexual.
  • Consumo de drogas: el alcohol y el tabaco pueden repercutir en el libido y en la calidad de los orgasmos. Drogas como la heroína, cocaína y marihuana provocan lesiones en el sistema nervioso central así como efectos neurológicos y por consiguiente en la función sexual a corto y a largo plazo.
  • Anorgasmia o desorden del orgasmo: una vez se determinan que ninguna de las causas anteriores son el motivo de un mal funcionamiento sexual o una falta de orgasmo se deberá tratar su caso con un especialista. Puede acudir al psicólogo para determinar lesiones o posibles tratamientos. Es importante resaltar que cualquier diagnostico debe ser elaborado y tratado por un médico tras descartar cualquier problema o causa subyacente.

En conclusión, existen múltiples factores que pueden afectar a los orgasmos, es por eso que las soluciones que podemos encontrar van desde cambiar hábitos para una vida más saludable mediante una alimentación natural, ejercicio físico, hasta dispositivos cómo bolas chinas para reforzar el suelo pélvico y aumentar la calidad de los orgasmos, así como la utilización de suplementos alimenticios naturales para aumentar la libido femenina mediante la ingesta de los activos y vitaminas necesarios.

Beneficios De Los Orgasmos

Existen una serie de beneficios de los orgasmos que pueden afectar a tu bienestar y repercutir por tanto en una vida más saludable. Todas estas cualidades positivas de una vida sexual sana van a significar una mejora en tu calidad de vida. Es por ello que queremos que leas atentamente todo lo que puedes ganar con tus orgasmos:

  • Aumenta los niveles de oxitocina. Es la hormona que se encarga del aumento de los niveles de satisfacción y fomentar un sentido de unión y cercanía con tu pareja. Hay evidencia significativa de que el cuerpo de la mujer produce más niveles durante los estados de pico de excitación y el orgasmo; por ejemplo, en un estudio publicado en ginecológica y obstétrica Investigación en 1999, los investigadores miden los niveles de oxitocina de 12 mujeres antes y después del orgasmo encontraron niveles significativamente más altos después.
  • Combatir el estrés. C. Sue Carter ha realizado varios estudios innovadores sobre la relación entre la oxitocina y la relajación. En un estudio de 2009 (publicado en Psiconeuroendocrinología), se encontró que la administración de oxitocina puede prevenir el estrés cardiaco, la depresión y la ansiedad. "Los efectos de la oxitocina son más evidentes en condiciones de estrés", dice Carter.
  • Un entrenamiento más estimulante. Proporciona similares beneficios que los ejercicios cardiovasculares, esta es una opción más atractiva que machacarse en la cinta de correr. Con el sexo se quema hasta 85 calorías cada media hora. Por supuesto, como cualquier actividad física también ayuda a dormir mejor por la noche.
  • Dormir mejor. Experimentar orgasmos de manera habitual puede contribuir a un mejor descanso nocturno, así como una sensación de frescura durante el día, dormir lo suficiente es crucial para su bienestar general y ayudará a mantener la piel radiante y los ojos brillantes consiguiendo una mirada espectacular. Un buen orgasmo induce a la relajación profunda al aumentar los niveles de endorfinas y el lavado de cortisol (una hormona inflamatoria liberada por las glándulas suprarrenales) fuera del cuerpo.
  • Estimula tu sistema inmune. Practicar sexo y experimentar orgasmos a menudo puede en realidad ayudar a prevenir enfermedades. Hay pruebas de que el orgasmo puede dar lugar a mayores niveles de inmunoglobulina, un anticuerpo que aumenta la resistencia a enfermedades comunes. En 2005, investigadores de la Universidad de Wilkes que examinan una muestra de 112 estudiantes encontró que aquellos que experimentó la intimidad frecuentes tenían niveles significativamente más altos de inmunoglobulina.
  • Mejora la circulación a los órganos en la cavidad pélvica. La importancia de los orgasmos y de su calidad ha ido ganando importancia en la sexualidad femenina y ha permitido desmitificar y derrumbar tabúes entre la comunidad femenina. Es por ello que el foco en la salud sexual femenina ya no se centra solo en la reproducción (embarazo y parto), sino que hay una parte muy importante en el autoconocimiento del cuerpo de una misma. La tendencia en auge de los dispositivos para fortalecer los músculos del suelo pélvico, hacen que cada día más mujeres gocen de una vida sexual plena experimentado orgasmos de forma natural y satisfactoria.
  • Un suelo pélvico sano ayuda a regular el ciclo menstrual. Las mujeres que tienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana son más propensos a tener ciclos menstruales normales que las mujeres que no practican sexo o que no tienen relaciones sexuales frecuentes.
  • Promueve los niveles de estrógeno. Aumenta los niveles de DHEA en el cuerpo. La hormona DHEA mejora la función cerebral, equilibra el sistema inmunológico, ayuda a mantener y reparar el tejido, y promueve una piel sana. Estimula las células que combaten la infección hasta un 20%

¿Cómo Conseguir Un Orgasmo?

Ahora si que entramos en materia para poder disfrutar de todos los beneficios que los orgasmos nos pueden ofrecer. Fundamental, mantener una vida sexual sana y un correcto deseo sexual

La mejor forma de averiguar lo que funciona para tener un orgasmo es llevar a cabo tu propia experiencia y sacar tus propias conclusiones. Enfócate en el sexo y olvida las preocupaciones diarias. Caricias, palabras o juegos deben ser las prioridades pues ayudan a encender la libido. Los pensamientos negativos o los problemas del día a día deben olvidarse por completo antes de tener relaciones sexuales.

Imagina. La mente es uno de los protagonistas principales en las relaciones sexuales. Piensa en fantasías que te puedan ayudar a llegar al orgasmo y no tengas miedo en hablarlas con tu pareja y así disfrutar más de las relaciones sexuales. Busca estímulos específicos, es importante conocer y experimentar con nuestro cuerpo mientras estamos en la bañera, ducha, sofá… así que búscalos para que entren en juego durante las relaciones. Descubre dónde está el clítoris y hazte clitoridiana. Según los expertos, el orgasmo a través del clítoris es el que da más placer a las mujeres. Una vez descubierto dónde está, podéis enseñar a vuestras parejas cómo tocarlo y también disfrutar vosotras mismas. Pechos y pezones están llenos de terminaciones nerviosas y son una de las zonas más sensibles para excitar. Aprender a acariciar, besar y masajear estos con un aceite, pasando un hielo o algo frío alrededor de la aureola o mordisqueándolos con cuidado para no hacer daño, será una experiencia que os ayudará más a llegar al orgasmo.

Persiste. Dedica tiempo y atención a los preliminares. Besos, caricias, masturbación, juegos eróticos, juguetes sexuales... Además, puedes interrumpir la penetración y empezar otra vez, no es sólo una cuestión de dedicar tiempo a los preliminares al principio de la relación sexual.

Exprésate y experimenta. El dejarse llevar por las sensaciones y expresar los sentimientos con palabras, gestos, gemidos o gritos, te puede ayudar a llegar con más facilidad al orgasmo. En las relaciones sexuales, el cuerpo es el que más habla y tiene mayor protagonismo, pero las palabras, pueden expresan emociones, fantasías, ayudan a guiar, pedir o preguntar a la pareja. Experimenta con las posiciones y con productos para potenciar el placer.