Tratamiento para el acné

A la hora de llevar a cabo un tratamiento para el acné hemos de tener en cuenta que no sólo elimine las imperfecciones que provoca el acné (espinillas, granos, puntos negros) sino también que impida la aparición de cicatrices tras su finalización.

Más Productos Para Acné

Un tratamiento para el acné efectivo actuará reduciendo la cantidad de grasa, eliminando las bacterias que afectan a los folículos y reduciendo la inflamación. La elección de un buen tratamiento para el acné también dependerá del tipo de piel del afectado y del tipo de acné que este presenta.

El tratamiento para el acné puede ser de uso tópico o de uso oral. Algunos de los tratamientos para el acné más usados son los siguientes:

Tratamiento para el acné con Isotretinoina (Roacutan).

El tratamiento parta el acné a través de la Isotretinoina ha de ser vigilado muy de cerca por un especialista ya que sus efectos secundarios pueden ser muy graves. Es usado para combatir el acné en los casos más severos. La isotretinoina reseca toda la piel del cuerpo por lo que es un medicamente muy efectivo para eliminar el acné.

Tratamiento para el acné a través de antibióticos.

El tratamiento para el acné con antibióticos puede ser por vía oral o a través de antibióticos tópicos. Los antibióticos administrados por vía oral se utilizan para reducir la inflamación y eliminar la presencia de bacterias y suelen ser usados en casos de acné severo.

Los antibióticos de uso tópico son cremas de aplicación directa en la piel y ayudan a recudir el acné aunque de manera menos efectiva que los antibióticos administrados por vía oral.

Tratamiento para el acné con dermoabrasión.

La dermoabrasión consiste en un raspado de la piel afectada por el acné permitiendo que ésta se regenere en piel sana por lo que no solo ayuda a la eliminación o reducción del acné sino que también puede reducir irregularidades de la piel tales como arrugas y cicatrices.

Tratamiento para el acné a través de láser u otras terapias de luz.

El láser puede actúa sobre las glándulas sebáceas y las bacterias. El efecto del láser calienta la zona afectada a una elevada temperatura en la cual las bacterias no pueden sobrevivir, a su vez, el efecto del calor disminuye las glándulas sebáceas y éstas producen menos cantidad de sebo.

Tónicos, lociones y geles.

Existen infinidad de tónicos, lociones y geles destinados a la eliminación del acné a través de la eliminación del exceso de grasa manteniendo el rostro limpio y libre de impurezas. Los geles con peróxido de benzol o aloe vera ayudan a combatir el acné leve y reducen el dolor.

Productos Recomendados