Alopecia Femenina

Se piensa, erróneamente, que la pérdida de cabello es una enfermedad estrictamente masculina; sin embargo, son muchas las mujeres que padecen alopecia femenina siendo absolutamente devastador tanto para su imagen personal como para su bienestar emocional.

Más Productos Para Alopecia

Por desgracia, la sociedad obliga a las mujeres a sufrirla en silencio. No sólo se considera mucho más aceptable entre los hombres sino que, además, y por desgracia, es la propia comunidad médica quien trata la alopecia femenina como si fuera inexistente. Ya que la caída del cabello no pone en peligro la vida de quien la sufre, la mayoría de los profesionales de la medicina prestan poca atención a las quejas de las mujeres sobre la pérdida del cabello e intentan restarle importancia.

Sin embargo, de lo que no parecen darse cuenta es de las consecuencias derivadas del daño psicológico causado por la alopecia femenina. La pérdida de autoestima por no sentirse atractiva puede ser tan devastadora como cualquier otra enfermedad grave y puede traer consigo un desequilibrio emocional importante.

Ésta es una condición grave que altera la vida de quien la padece y no debe ser ignorado ni por la sociedad ni por la comunidad médica.


Diferencias entre la alopecia femenina y la masculina

La alopecia femenina no siempre es tan simple como en la mayoría de los hombres. En los hombres, en el 90 por ciento de los casos, la pérdida de cabello se debe a la herencia genética. En las mujeres, sin embargo, la pérdida del cabello puede estar desencadenada por una multitud de condiciones y circunstancias.

Durante muchos años, los científicos pensaron que la alopecia androgénica, la más común tanto para hombres como para mujeres, estaba causada por el predominio de la hormona sexual masculina 'testosterona', también presente en las mujeres en pequeñas cantidades y en condiciones normales. Mientras que la testosterona es el núcleo del proceso de calvicie, se cree que el DHT es el principal culpable de la pérdida del cabello.

En la alopecia femenina androgénica la mayoría de las mujeres sufren un adelgazamiento difuso en todas las áreas del cuero cabelludo. Los hombres, por otra parte, rara vez sufren un adelgazamiento difuso, sino que presentan patrones más diferenciados de la calvicie. Algunas mujeres pueden tener una combinación de los dos tipos de patrones.

La alopecia androgénica puede estar causada por factores hormonales vinculados a quistes ováricos, la píldora anticonceptiva con un alto índice de andrógenos, el embarazo y la menopausia.


Tipos de alopecia femenina

La alopecia es el término médico para la pérdida de cabello excesiva o anormal. Existen diferentes tipos de alopecia pero todas tienen en común, ya sea alopecia femenina o masculina, la existencia de una causa que la provoque bien sea por un desequilibrio hormonal, una enfermedad, o un motivo tan simple como la genética.

Otros de los factores puntuales causantes de este problema son el estrés, el embarazo y la toma de ciertos medicamentos. En estas situaciones, el pelo puede volver a crecer cuando estos desencadenantes desaparecen.

Algunos medicamentos, las hormonas y ciertas enfermedades pueden causar cambios en el crecimiento y caída del cabello. Cuando esto sucede se debe establecer un tratamiento para que el cabello vuelva a su patrón de crecimiento y se frene su caída.

Así, la alopecia femenina puede ser temporal o de larga duración. La pérdida temporal puede ser fácil de solucionar, siempre y cuando se identifiquen y traten las causas, o difícil, si se desconocen las circunstancias que la provocan. La pérdida de cabello temporal puede convertirse de larga duración como resultado de un diagnóstico incorrecto. Este tipo de errores son unos de los aspectos más frustrantes en la alopecia femenina.


Consejos para prevenir la alopecia femenina

Es importante saber que, dependiendo del tipo de alopecia femenina, se pueden seguir unas series de pautas para prevenir la caída del cabello.

1. Mantener una dieta saludable. Algunas vitaminas como el Ácido Paraaminobenzóico (PABA) y la vitamina B ayudan al crecimiento del cabello y mantienen los folículos sanos.

2. Conservar el color natural y la textura del cabello o dejar pasar un espacio de tiempo considerable entre tratamientos químicos. El pelo de muchas mujeres sufre un estrés constante: los secadores, los tintes, los productos de alisado permanente y los cosméticos cargados de químicos secan el cabello y lo convierten en quebradizo y débil, facilitando, de este modo, su caída.

3. Utilizar un champú específico para cada tipo de cabello. Además, se recomienda el uso de un cepillo de cerdas naturales medianamente firme.

4. Cepillar el pelo correctamente. El cepillado puede ser tan beneficioso como cualquier producto para el cabello. Para ello se debe cepillar desde el cuero cabelludo hasta las puntas en una sola pasada para distribuir el aceite natural del cabello.

5. Utilizar productos naturales para la alopecia femenina.. Existen productos en el mercado formulados por especialistas en caída del cabello que contiene componentes que actúan para reparar los folículos pilosos del cuero cabelludo y solucionar el problema desde la raíz.