Fertilidad e Infertilidad

Entre un 15% y un 17% de las parejas españolas tienen problemas de fertilidad y con ello de concebir un ser humano. Descubre que es la fertilidad de la pareja, como puede afectar a sus relaciones diarias, cuáles son las causas de la misma y los posibles tratamientos a los problemas de infertilidad tanto para el hombre como para la mujer.

Más Productos Para Fertilidad
• Fertilidad e infertilidad en la pareja • A cerca de la infertilidad en España
• Posibles causas • La infertilidad en la mujer
• La infertilidad en el hombre • Posibles tratamientos

Fertilidad e infertilidad en la pareja

Se conoce la fertilidad como la capacidad de un ser vivo de concebir. Es decir, aplicado a los humanos, la capacidad de una pareja para producir descendencia.

Por lo contrario, en cuanto nos encontramos con una pareja que es incapaz de producir descendencia se conoce como que esa pareja es infértil, no tiene la capacidad de concebir. Podemos distinguir dos tipos de infertilidad, primaria y secundaria. La diferencia entre ambos tipos se remarca en que la infertilidad primaria es aquella en la que la pareja no consigue por ningún medio el concebir un ser humano después de intentarlo durante como mínimo un año y sin la utilización de ningún medio de planificación. Y la secundaria es aquella en la que la pareja ha conseguido dar a luz a un primer hijo pero que después de este nacimiento ha sido incapaz de concebir de nuevo.

A cerca de la infertilidad en España

Según el Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, la infertilidad aumentó alarmantemente en los últimos años y se espera que aumente en el futuro debido al sistema de vida que llevamos en la actualidad.

En cuanto a lo que se conoce como edad fértil en la mujer esta variará según la edad de la mujer, es decir, una mujer de unos 20 años tiene un 25% de posibilidades de quedarse embarazada, mientras que una mujer de unos 30 años las posibilidades se reducen a tan sólo el 15%, y si hablamos de una mujer de 35 años estaríamos hablando de un 10% de posibilidades de quedarse embarazada, y si la mujer tiene más de 40 años las posibilidades se reducen a tan sólo un 5% de posibilidades.

En cuanto a la edad fértil de los hombres hablamos de entre los 15 y los 35 años. En ellos la pérdida de la fertilidad es de manera progresiva disminuyendo el volumen y la calidad del semen en el hombre. Esta disminución se conoce que es de unos 0.03 milímetros cada año que pasa al mismo tiempo que afecta a la motilidad de los espermatozoides.

Posibles causas

Aproximadamente entre un 15 y un 17% de las parejas españolas no son fértiles y tiene problemas para concebir un ser humano. Los números en cuanto a la infertilidad de la pareja se distribuyen de la siguiente manera:

  • 47% de las causas de infertilidad provienen de origen masculino provocado por baja movilidad o cantidad de los espermatozoides o por una alta tasa de espermatozoides anormales.
  • 22.3% son de origen femenino provocados básicamente por una disminución de la reserva ovárica, endometriosis u obstrucción tubárica.
  • 16.7% correspondería a causas mixtas y el 14% se trata de causas desconocidas.

La mayor parte de las causas de la infertilidad las podemos encontrar en: la edad y/ o en problemas de salud. Cuanto más avanzada es la edad más difícil es quedarse embarazada. El concepto de familia ha cambiado mucho en el último medio siglo. La mujer se incorporó al mercado laboral, las parejas se casan más tarde y todo esto contribuye a que se busquen los hijos mucho más tarde, entre los 30 y los 40 años. A estas edades la calidad de los ovarios es mucho peor, ya que tiende a disminuir con el tiempo hasta dejar de producirlos, llegando a la menopausia.

No sólo la edad puede afectar a la fertilidad de la pareja, sino que algunos estilos de vida pueden llegar a ser incompatibles con la fertilidad, como una vida de abuso del alcohol, marihuana así como el consumo de otras drogas, ya que además de perjudicar al esperma pueden llegar a provocar una impotencia irreversible. También otros problemas como desequilibrios alimenticios pueden afectar a la capacidad de concebir o la utilización de ciertos cosméticos que incorporan productos químicos, consumo de los aditivos alimenticios como glutamato monosódico, los pesticidas utilizados en la vida actual o la utilización de ciertas hormonas humanas para la contra-concepción.

 

La infertilidad en la mujer

La infertilidad en la mujer puede deberse a varios aspectos y al mismo tiempo los síntomas de los problemas de fertilidad son diversos.

Problemas en el ciclo menstrual de la mujer puede dar signos por los que la mujer pueda sufrir problemas de infertilidad, esto puede deberse a ciclos menstruales menores a 24 días o mayores a 35 días considerándose así que la mujer sufre ciclos irregulares. Si la mujer sufre de ovulación irregular, es decir, cuando existe una falta de liberación o una liberación esporádica de los óvulos sin fecundar por parte de los ovarios. En este caso estaremos hablando también de un factor causante de la infertilidad.

Aspectos en antecedentes familiares pueden ser otras de las causas por las que una mujer puede llegar a ser infértil. Se conoce que si en la familia han existido casos de infertilidad, esta pueda pasar a futuras generaciones.

La edad es otra de las causas que hoy en día suele ser más común debido al estilo de vida que se lleva hoy en día, cuanto más tarde se planee el embarazo, mayores son probabilidades existentes de que la mujer tenga problemas para quedarse embarazada, con lo que podríamos hablar de problemas de fertilidad en mujeres mayores a 35 años.

Sufrimiento de ovarios poliquísticos, situación en la que los ovarios de la mujer están llenos de quistes imposibilitando la capacidad de crear suficientes hormonas para la maduración de los óvulos, provocando así una falta de ovulación o una ovulación irregular.

La obstrucción de las Trompas de Falopio puede ser otra de las causas de la infertilidad femenina, esta obstrucción no permite a los espermatozoides llegar al óvulo y no deja que el óvulo fecundado llegue al útero, con lo cual dificulta la fertilidad y la posibilidad de quedarse embarazada en la mujer.

La infertilidad en el hombre

Las causas principales de la infertilidad en el hombre pueden clasificarse por diferentes motivos de entre los más comunes se destacan:

Trastornos del esperma causados por un esperma inmaduro, una forma anormal del esperma o una dificultad en la motilidad del mismo. Otra de las causas puede ser la creación de bajos niveles o la no creación de esperma. Esto puede estar causado por diferentes motivos de entre los cuales pueden destacarse las enfermedades hormonales, condiciones inflamatorias, trastornos inmunológicos, factores genéticas o condiciones ambientales externos pueden provocar trastornos en el esperma del hombre.

Problemas de Azoospermia, conocidos como la ausencia de espermatozoides en el semen del hombre. Esto puede darse a dos motivos diferentes los cuales se caracterizan por: Azoospermia secretora, en la que no se producen en los testículos espermatozoides algunos. Y la Azoospermia obstructiva, en la que el problema radica en la obstrucción en el conducto que une los testículos con el pene. En este caso se crean los espermatozoides pero no se deja el transporte de los mismos.

Disminución de la cantidad o la motilidad de los espermatozoides del hombre puede provocar la infertilidad e incapacidad del hombre por ser fértil, ya que la falta de movilidad de los espermatozoides implica la imposibilidad de desplazar los espermatozoides desde la vagina hasta las trompas de Falopio que es donde deben encontrarse con el óvulo.

O causas por Varicocele pueden provocar la infertilidad en el hombre, esta es una de las causas más comunes en el hombre y se trata de una afección en la que las venas varicosas se agrandan y dilatan de manera inadecuada provocando unas venas delatadas más de lo normal y visibles en el escroto además de una protuberancia o inflamación de los testículos y el escroto.

Posibles tratamientos

El primer paso es el conocer si alguna de las partes de la pareja sufre problemas de fertilidad. Para ello existen varios métodos de los cuales pueden destacarse dos como los principales:

  • Los test de fertilidad: se trata de un test para conocer si la mujer es fértil o si por lo contrario puede existir algún problema el cual deberá ser tratado por un especialista. Estos test son caseros y pueden realizarse desde la comodidad de su domicilio y sin elevados costes.
  • Estudios clínicos: estas pruebas están realizadas en clínicas de fertilidad en las que la mujer ha de prestarse a una serie de análisis realizados por el médico en el cual le comunicará si es fértil o por lo contrario sufre problemas de fertilidad. Estos métodos suelen ser realmente costosos e incluso pueden provocar algún tipo de molestias en la mujer que los recibe.

El segundo paso una vez se conoce que se sufre problemas de infertilidad es consultar a un médico, éste podrá evaluar su caso y orientarle hacía el mejor tratamiento. Además debe comprender los beneficios y los efectos secundarios que estos pueden acarrearle.

Si usted sufre de estos problemas de infertilidad, seguramente sepa lo frustrante que puede ser, además de traer consecuencias como el enfado, la tristeza e incluso la depresión. Consulte a su médico, que le puede recomendar a algún tipo de terapia de apoyo si fuera necesario.

Tratamientos naturales para incrementar el volumen de esperma

Acuden a este tipo de tratamientos los hombres que por cualquier tipo de razón no generan la suficiente cantidad de esperma y como consecuencia les es muy complicado concebir. Además este tipo de tratamientos suelen mejorar la calidad del esperma al mismo tiempo que la cantidad. Se trata de un tratamiento natural, como ProxeedPlus con lo que no provoca efectos secundarios, motivo por el que muchos son los hombres que se decantan a este tipo de productos.

Inducción de la ovulación

Se trata de la inducción mediante la administración de hormonas que hacen posible restablecer una ovulación normal. Este tipo de tratamientos suele ser bastante efectivos en mujeres con ciclos menstruales muy irregulares.

Inseminación artificial

Son todos aquellos métodos de reproducción en el que el esperma es depositado en la mujer mediante instrumental especializado y utilizando técnicas que reemplazan a la copulación.

Tecnología de reproducción asistida

La tecnología de reproducción asistida es aquella que incluye tratamientos de la fertilidad en los que se manipulan óvulos y espermatozoides. Suelen ser muy costosas e invasivas. Se acude a ellas cuando no ha dado resultado ningún otro tratamiento.

Si deses conocer más información a cerca de nuestros productos para aumentar el volumen y motilidad del esperma así como los diferentes test para conocer si tanto usted como su pareja sufren problemas de infertilidad haga clic aquí.